¿Sabías que?

Toda la familia de las legumbres, habas, judías, lentejas, garbanzos y porotos constituye una invalorable fuente de vitaminas, minerales, fibras y proteínas vegetales; por lo que su ingesta es recomendable para reducir el colesterol, controlar la tensión arterial, regular la función intestinal, prevenir el estreñimiento, las hemorroides y el cáncer. En contrapartida no aportan grasas ni colesterol, así como una muy baja dosis de sodio.

Desde tiempos inmemoriales la alcachofa ha sido empleada como diurético y para activar los procesos digestivos. Ahora, una serie de estudios realizados en Japón, revelan que la cinarina que contiene la alcachofa disminuye el nivel de colesterol, estimulando al mismo tiempo la producción de bilis del hígado. Estas investigaciones han sido confirmadas por otras, llevadas a cabo en Suiza, donde se ha comprobado que el nivel de colesterol en el ser humano disminuye notablemente después que se incluyen alcachofas en la dieta habitual.

El Centro de Estudios de Salud del Centro de Investigación Pública para la Salud de Luxemburgo, ha publicado un estudio en el que se demuestra que las personas mayores que hablan tres, cuatro o más idiomas tienen una protección extra contra la pérdida de memoria. Es más, las personas que dominan distintas lenguas podrían evitar hasta cuatro veces más el deterioro cognitivo que las monolingües. Esto se podría explicar, según el doctor Richard Lipton, neurólogo del Colegio de Medicina Albert Einstein de la ciudad de Nueva York, porque, como han constatado diversos estudios, “participar en actividades cognitivamente estimulantes protege contra la enfermedad de Alzheimer y hablar varios idiomas es una forma de estimulación cognitiva”.

Contrariamente a lo que muchos piensan, el picante del pimiento verde no causa hemorroides, ya que la capsaicina que produce su sabor picante característico, no llega nunca al recto. Sin embargo, su acción es tonificante, posee gran cantidad de vitamina C, ayuda a combatir la sinusitis, los resfriados, los problemas respiratorios y, en general, protege los pulmones. Asimismo, estimula la circulación de la sangre.

Está comprobado que la leche contiene sustancias que activan la hormona del sueño. Es por eso que los expertos recomiendan beber un vaso de leche con miel, antes de dormir.

[ratings]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies