Preocupaciones masculinas

Antes, simplemente se trataba de controlar los michelines e intentar que no rebosaran sobre la marca del cinturón. A partir de los 30, la grasa masculina comienza a acumularse en el abdomen y en los flancos laterales.

Es entonces cuando una dieta proteínica y pobre en grasas y una buena tabla de ejercicios pueden cambiar el destino; pero para los más dejados existe otra alternativa, los tratamientos corporales específicos para esta zona, que se encargan de acelerar la combustión de las grasas acumuladas en el abdomen.

Otra pesadilla para los hombres es la pérdida del cabello, un 70% de la población masculina se revisa las entradas ante el espejo. El hombre entró en el mundo de la cosmética a través de los productos anticaída y, desde entonces, es uno de los mercados que más aumenta año tras año.

Las bolsas se cuentan entre los enemigos declarados y casi todos son conscientes de que se trata de uno de los problemas estéticos que más envejecen. Surgen a consecuencia de la mala circulación y, aunque su componente suele ser genético, las bolsas pueden corregirse con productos que activen la circulación y favorezcan la eliminación de las sustancias de desecho de la zona.

Lo primero que hacen cuando se miran en el espejo después de una noche intensa es comprobar la existencia de surcos oscuros debajo de los ojos, y no escatiman gastos a la hora de hacerse con el producto milagroso que asegure la desaparición de las ojeras. También se forman a consecuencia de la mala circulación, pero están más relacionadas con la falta de sueño. Se combaten con productos formulados a base de ingredientes drenantes.

La grasa o flacidez pueden determinar, junto con el progresivo adelgazamiento de la piel, la aparición de una antiestética papada. Su piel es un 25% más gruesa que la nuestra, es cierto, pero también se sabe que una vez que comienza el proceso del envejecimiento, éste es más brusco. Los cosméticos más novedosos ya se centran en la corrección de este problema en concreto.

[ratings]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies