Los tatuajes

Aunque parezca que se han puesto de moda ayer, los tatuajes son tan viejos como la raza humana. En 1991 en un glaciar de los Alpes austro-italianos se encontró una momia que lucía cincuenta y siete dibujos en su espalda, con una antigüedad de 5.200 años.

La Polinesia es la zona donde más se seguía la tradición de los tatuajes; comenzaba a edad muy temprana y seguía hasta que no quedara ninguna parte del cuerpo sin pigmentar. Esto confería dignidad y jerarquía a quien lo llevaba.

En Egipto era una señal de pertenencia, además de tener funciones mágicas y protectoras. En América del Norte era un ritual de paso de la pubertad a la adultez. En Centroamérica se utilizaba con fines religiosos, y en Sudamérica también se tatuaban, pero no de forma permanente, lo utilizaban en sus rituales y lo quitaban después de finalizados.

Japón lo utilizo en el siglo X a.C., primero para marcar a los delincuentes, y luego con carácter ornamental.

En la actualidad, Tailandia es el país donde se efectúan más tatuajes, siendo Bankok la ciudad que alberga a miles de tatuadores que ofrecen su servicio a los extranjeros, que en su mayoría requieren imágenes de Buda en su cuerpo.

Aunque ahora les va a resultar más difícil, ya que recientemente se ha prohibido la reproducción de figuras religiosas por la manera “irreverente” con que son lucidas, y muchos trabajadores del sector aseguran que será una medida de difícil cumplimiento, porque el tatuaje es un negocio y muchos harán lo que el cliente les pida.

[ratings]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies