Lápiz labial

Hoy hablaremos de los lápices labiales, su origen se remonta a la antigua Mesopotamia, se está utilizando desde hace unos 5.000 años. En un principio, según he leído, se trituraban joyas semi-preciosas y cuyo polvo se utilizaba para embellecer los labios y los ojos.

Posteriormente se utilizaron ciertos componentes como en el antiguo Egipto, que resultaron tóxicos como el caso del yodo y el bromo.
Conocido el hecho que Cleopatra haya escrito un tratado sobre la belleza, aunque nunca se ha encontrado, se sabe de él, por citas de otros escritores.

Comenzaron a ser más famosos en la época de Elizabeth I, quien puso de moda el usar un rostro blanco y labios rojos. Los pintalabios se hacían con una mezcla de cera de abejas y pigmentos rojos de las plantas.

Hoy en día su uso está generalizado, no importa ni la edad ni la clase social, aunque por supuesto dependerá de la situación económica de cada uno para determinar que lápiz utilizar. Hay que tener mucho cuidado con no comprar  productos que no cumplan ciertas normativas, no olvidemos que lo colocaremos sobre nuestros labios.

Existen de distintas tonalidades y consistencia, tanto cremosos como líquidos, mates o brilosos. Hay  algunos un tanto especiales que contiene una sustancia que inflama los labios temporalmente para lograr así, unos labios más llamativos.

Dependerá de la ocasión para determinar el lápiz de labios ideal.

[ratings]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies