La sal marina

La sal marina es una alternativa de bajo contenido de sodio frente a la sal común de mesa. Al menos químicamente, la sal marina y la común de mesa tienen 40% de sodio en su composición. Las verdaderas diferencias están en cómo se utilizan en la cocina.

La sal común de mesa o sal de roca se extrae de depósitos subterráneos o de inmensos salares que hay en La Pampa Argentina. Que quedaron como recuerdo de cuando el mar dividía el continente a esa altura. Aquellos lechos marinos de millones de años atrás, son los salares a cielo abierto de hoy.

La compañías comercializadoras suelen agregarle antiaglomerantes, como el fosfato de cal, para evitar que se agrume en el salero, y yodo, un nutriente esencial para la salud (que previene enfermedades graves como el bocio, el retraso mental y la sordomudez.). Pero durante su procesamiento, la sal de mesa es despojada de muchos de sus minerales naturales.

La sal marina se produce a partir de agua de mar evaporada. Como tiene menos procesamiento, conserva la mayor parte de su magnesio, calcio y otros minerales.

También contribuye a la confusión que las sales marinas se comercialicen en general en dietéticas, donde también se ofrecen variedades con especias o extractos vegetales que le dan sabores y aromas más agradables y se pueden añadir a los alimentos incluso antes de cocinarlos.

Al tener un sabor más acentuado se puede usar en menor cantidad y esto se traduce en una menor ingesta de sodio.

El 75 por ciento del sodio que se consume se encuentra en alimentos procesados como salsas de tomate, sopas, condimentos, alimentos enlatados y mezclas preparadas.

Resulta que a medida que la vida pasa, vamos perdiendo la capacidad de percepción de la sal en la comida. Concretamente, una persona de 60 años necesita el doble de sal que una de 30 para experimentar el mismo sabor, de allí que también los médicos se pongan “pesados” con la gente mayor por el tema de la sal.

Redondeando. La sal da para todo, hasta para movimientos políticos y guerras. Los españoles dicen que la gente como usted, lector o lectora, son gente con salero por leer este tipo de notas.

[ratings]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies