El yoga

yogaAunque resulta difícil dar cifras exactas, se calcula que hoy día hay unos cuatrocientos millones de practicantes de yoga en el mundo; cien mil en España. Una cifra que no deja de crecer y que ha experimentado un enorme impulso en los últimos años.

 
Si bien el yoga nació en la India hace cuatro mil años, no ha sido hasta finales del siglo veinte cuando se ha popularizado en Occidente con la proliferación de centros y profesores.

 
Desde entonces, su trayectoria ha sido ascendente hasta llegar a la actualidad, para convertirse en una práctica que cuenta no sólo con millones de seguidores, sino que también aúna a personas de lo más variadas. A pesar de su larga existencia, el yoga sigue estando muy vivo y en evolución continua.

 
Nicole Anderer, profesora de esta disciplina explica, “creo que vivimos en una época de cambio en la que la gente desarrolla una conciencia más elevada y se centra más en temas de salud y felicidad”.

 
“En los últimos años, y sobre todo en momentos de crisis las personas vuelven a relacionarse con lo que es importante. El yoga nos ayuda a conectarnos con nuestro ser verdadero y a equilibrar nuestra mente, cuerpo y alma para desarrollarnos personalmente”.

 
A los diferentes estilos tradicionales no cesan de sumárseles nuevas variantes que, a menudo, introducen elementos procedentes de otras disciplinas y que son lícitas, siempre que la esencia sea pura y honesta.

 
El yoga tiene un carácter holístico y se basa en cinco principios fundamentales; ejercicios que ayudan a tonificar los músculos, fortalecer los huesos, mantener flexibles las articulaciones y mejorar la circulación; respiración pranayama, que potencia el control mental y la relajación; relajación, que calma la mente y deshace los bloqueos de energía; dieta nutritiva, originalmente vegetariana; pensamiento positivo y meditación, para dejar que emerja un yo más seguro.

 
En la actualidad podemos encontrarnos con distintos tipos de yoga como el hatha yoga, ashtanga yoga, yoga iyengar, bikram yoga, sivananda yoga o kundalini yoga. Todas parten de la misma base aunque se diferencias en distintos aspectos o profundizan en ciertas prácticas como por ejemplo el kundalini se centra en ejercicios de respiración y canto, con el fin de despertar la energía que debe circular por todos los chakras y lograr una experiencia espiritual.

 
Bastará con asistir un par de clases a los distintos estilos y encontrar el que mejor se adapte a nuestra persona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies