El cuidado de las uñas

uniasLas uñas necesitan una dieta equilibrada para crecer fuertes. Por eso, debes procurar ingerir alimentos que contengan vitaminas A, B, C y D, tales como queso, leche, frutas y pescado. El calcio y el zinc también son importantes, y se encuentran en las espinacas, queso y frutos secos. Igual que en el pelo, parte de las uñas está muerta, pero la matriz, al igual que el folículo, presenta capilares y terminaciones nerviosas que precisan una dieta sana

Las uñas necesitan unos seis meses para crecer desde la raíz hasta la punta, a un ritmo de crecimiento de tres o cuatro milímetros por mes. El hecho de que se partan puede deberse a una enfermedad o a un estrés que padeciste hace seis meses. Toma levadura de cerveza o aceite de hígado de bacalao.

La acetona deshidrata las uñas y las vuelve opacas y débiles, pues elimina el sebo natural y la humedad de los tejidos que mantienen unidas las capas de queratina, que es la proteína de la superficie de la uña. Elimina el esmalte con un disolvente a base de aceite.

Las uñas amarillentas se deben generalmente a la aplicación de un esmalte demasiado oscuro, sin base protectora. El grado de porosidad de las uñas determina la cantidad de producto que éstas van a absorber. Puedes blanquearlas sumergiéndolas en zumo de limón, durante unos minutos.

Recuerda que antes del esmalte, siempre debe aplicarse una base protectora color natural o rosa pálido. El cigarrillo también puede manchar las uñas, producto de la nicotina; otra razón para dejar de fumar.

Las píldoras anticonceptivas pueden agotar las reservas de hierro del organismo, hecho que puede repercutir en el crecimiento de las uñas. Cuando éstas están muy largas no se liman, sino que se cortan. Usa tijeras o un cortaúñas y córtalas de un lado y de otro, pues hacerlo horizontalmente las debilita.

Las uñas de la mano con la que se escribe crecen más deprisa, a causa del mayor aporte sanguíneo que reciben. Mejora la circulación de tus manos dándote un masaje.

Al igual que mimas a tu cuerpo mediante un buen masaje o un baño de inmersión con esencias, haz lo mismo con tus manos, pues, recuerda que son parte de tu ser y necesitan tanto cuidado como el resto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies