El colágeno

Las proteínas son moléculas que construye nuestro organismo, con la unión consecutiva de distintos aminoácidos, para realizar desde funciones metabólicas a estructurales, como es el caso del colágeno.

La composición de aminoácidos del colágeno es muy sencilla, nutricionalmente lo podríamos considerar una proteína de baja calidad.

Sin embargo su composición es la responsable de su forma fibrosa y de que estas fibras se entrelacen hasta formar estructuras similares a cordones y mallas, con las cuales se forman tendones, huesos y, por supuesto, las estructuras que dan sostén y forma a nuestra piel.

El cuerpo genera su propio colágeno, pero con los años desciende su capacidad para hacerlo. También lo podemos adquirir a través de la dieta, no obstante, no siempre lo absorberemos correctamente.

Por eso una buena manera de obtener colágeno de primera calidad es tomarlo hidrolizado, es decir, parcialmente fragmentado, para que pueda ser absorbido mejor en nuestro intestino.

El colágeno es una proteína de difícil asimilación, pero al tratarse de su versión hidrolizada se transforma en un acumulo de péptidos y aminoácidos, fáciles de digerir y absorber.

Para potenciar sus efectos sobre la epidermis, se puede tomar combinado con vitamina C, imprescindible para la fabricación de colágeno interno; y germen de trigo, cuya riqueza en vitamina E lo convierte en un excelente antioxidante natural y un preventivo del envejecimiento precoz.

Estas combinaciones se comercializan en forma de cápsulas.

[ratings]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies