El aceite de Argán

Es un producto que se obtiene del árbol del Argán, que se encuentra en abundancia en Marruecos. Además de los beneficios que aporta a la salud, en cosmética es casi un milagro que previene el envejecimiento cutáneo, actúa como hidratante, trata el acné, y un largo etcétera. En su lugar de origen se lo conoce como “El Oro de Marruecos”.

Y no es para menos, el aceite que se obtiene de su fruto, es antioxidante, lo que significa que previene las arrugas, protege la piel de las múltiples agresiones ambientales y mantiene la dermis hidratada.

También aporta vitamina E, que previene los daños celulares, protege de los radicales libres, causantes del envejecimiento y del cáncer de piel, regenera las pieles operadas y actúa como exfoliante.

Además contiene ácidos grasos insaturados, con probados efectos suavizantes, que se absorben rápidamente, fortalece el cabello eliminando las puntas abiertas, e incluso calma los dolores articulares.

El proceso de extracción del aceite se hace manualmente; se quitan los granos de los frutos, se pasan por una prensa de piedra, y la masa resultante se comprime para obtener el óleo. Este proceso que parece tan sencillo necesita de veinte horas de trabajo para conseguir un litro del preciado producto.

De ahí su precio, y que los 2.550.000 de hectáreas que lo contienen, hayan quedado bajo la protección de la UNESCO por su inestimable valor nutritivo, cosmético y medicinal.

[ratings]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies