Curiosidades en cosmética

En la antigua Grecia los que participaban de luchas y carreras, se cubrían el cuerpo con perfumes y aceites para protegerse del sol. Después de la contienda, esa mezcla de sudor, aceite y arena muy valorada en ese entonces, se quitaba de los cuerpos con instrumentos especiales, se almacenaba y revendía para uso terapéutico por su valor curativo.

Las mujeres romanas usaban las cejas muy abundantes y unidas, y para lograrlo pulverizaban moscas con hormigas y también usaban carbón. Sombreaban sus ojos con azafrán, cenizas y eventualmente según la clase social con piedras preciosas.

Además en los grandes banquetes, refrescaban a los invitados liberando palomas cuyas alas habían sido perfumadas, y que con su movimiento esparcían por todo el recinto.

Siguiendo con los romanos, como no existía el pulverizador, las esclavas se llenaban la boca con perfume y lo lanzaban con fuerza sobre sus amas. Además en los baños públicos la limpieza de las nalgas era compartida por todos, ya que había un solo recipiente con sal y una esponja para esos menesteres.

En Egipto eran tan importantes los cosméticos que en sus tumbas se dejaban espejos, peines, pinceles, y además todo lo necesario para su elaboración. Se guardaban en arcones con compartimientos, y se decoraban con elementos de la naturaleza.

La técnica de embalsamamiento para los reyes y nobles consistía en quitar el cerebro, que se hacía por la nariz, luego las vísceras; para lo cual se practicaba una pequeña incisión en el costado izquierdo; y después de cuarenta o sesenta días en los que se secaba la piel, frotaban el cuerpo con aceites especiales y lo llenaban con lino, arena y aserrín.

Finalmente lo envolvían con 147 metros de tela de lino que embadurnaban con materiales especiales para endurecer el tejido. Como dato singular, debo destacar que la momia de Ramsés II carecía de pene, lo que es un hecho doblemente curioso porque había tenido 152 hijos.

[ratings]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies