Conceptos claros

Hidratantes: Equilibran el estado natural de tu piel. Ligeras, untuosas, en gel, crema, leche o espuma. Elige tu textura, la variedad es infinita. Es importante la rutina, es decir, constancia en su aplicación, con los años, su piel lo agradecerá.

 
Antiarrugas: Repasa la lista de los últimos tratamientos existentes, para retrasar el paso del tiempo. En crema o sérum, son verdaderos elixires al alcance de tu mano. Hay un gran abanico de posibilidades a la hora de elegir un antiarrugas, desde las que están compuestas por ácido hialurónico como las que tienen veneno de serpiente, pero definitivamente, sus efectos se hacen notar.

 
Bases: No sólo colorean, unifican o camuflan, ahora también alisan recreando el efecto photoshop. Puedes aplicarlas con brochas, con dedos, con esponja o con spray.

 
Polvos: Eliminan los brillos, unifican a la vez y aportan un poco de color. Son el remate perfecto para un maquillaje total. Para no dejar pegotes, pasa una brocha grande por la polvera, sopla el sobrante y extiende por todo el rostro.

 
Correctores: Además de iluminar las zonas más apagadas del rostro, tapan granitos, manchas y cualquier otra imperfección de la piel. Puedes encontrarlos en lápiz, crema o en fluido.

 
Sérums: Su presencia en nuestro neceser se ha hecho imprescindible. Regenerantes, antiedad, iluminadores, busca la fórmula mejor vaya con tu piel y al igual que con las hidratantes, lo que cuenta es la constancia.

 
Cremas limpiadoras: indispensables no solo para quitar el maquillaje sino que también son utilizadas por quienes no se maquillan, pues, el solo hecho de salir a la calle, nuestra piel se llena de polvo y suciedad.

 

Gloss: uno de los inventos más queridos de la historia de la cosmética, aceptado por las mujeres y los hombres maravillados ante su uso. De un momento para el otro, un rostro puede convertirse en uno mucho más sensual, simplemente con un poco de gloss.

 
Sombras: Los párpados aumentan su profundidad con la invasión total multicolor.

 

Desarrolla el arte que llevas adentro, y extiéndela sin miedo por todo el párpado.

 
Cuida tus manos así como lo haces con tu rostro, mímalas con crema, masajes y pinta tus uñas, dándole un toque de originalidad.

 
Perfumes: Es casi una prenda… los hombres se giran al notar un aroma exótico, despertando su pasión e interés. Busca el que más se adapte a tu personalidad y ten en cuenta la estación del año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies