Agua termal: uso y propiedades

El agua termal es uno de los productos de Avène más vendidos en el último año. Pero, ¿qué es? Se trata de agua proveniente de manantial con la característica de que en su composición se ve enriquecida por una serie de oligoelementos y sales minerales que aportan a la piel un efecto muy positivo.

Entre los componentes que podemos encontrar en su composición están el hierro, potasio, calcio, silicio, selenio, magnesio, etc. Los componentes varían dependiendo de su origen.

Uso y propiedades

Como ya imaginarás, el agua termal ha revolucionado el mundo de la cosmética y junto con otros productos de Avène, ya no puede faltar en tu rutina de cuidado facial.

#1. Proporciona hidratación

Gracias a los minerales del agua termal, con una simple pulverización, podrás hidratar tu rostro. Este tipo de productos están indicados principalmente para usar en zonas resecas como un avión, una oficina con aire acondicionado o calefacción, viajando a lugares desérticos, etc.

#2. Ayuda con las picaduras de mosquitos o medusas

Principalmente en verano, estamos más expuestos a dormir con la ventana abierta y que entren mosquitos o darte un relajado baño en la playa y regresar a casa con la marca de una medusa.

Los minerales que componen este producto te ayudarán a mitigar el dolor gracias a su acción calmante, y a reducir el hinchazón.

#3. Tus heridas cicatrizarán

El zinc, cobre y selenio activan la síntesis de colágeno y elastina y reducen el tiempo de curación de heridas superficiales. En este caso, se recomienda humedecer una toalla y aplicarla sobre la lesión.

#4. Ayuda a combatir el envejecimiento prematuro

El maganeso y el magnesio activan la superoxidismutasa que protege las membranas celulares de la oxidación causadas principalmente por la radiación, es decir, el agua termal tiene propiedades antioxidantes que combaten el envejecimiento prematuro.

#6. Tras la depilación

Tras la depilación, la piel se encuentra enrojecida y muy sensible. Una pulverización estabiliza el pH, ayuda a la regeneración y elimina esa incómoda sensación de quemazón.

#7. Después de realizar actividad deportiva

Un rostro congestionado y rojo tras hacer deporte puede resultar incómodo si a continuación tienes algún compromiso más formal. Por eso, pulverizar agua termal sobre tu rostro es muy útil, puesto que te va a devolver el tono de rosto normal y, de paso, te ayudará a recargar los minerales perdidos por la transpiración.

#8. Quemaduras solares

Igual que en el punto 3, las quemaduras solares son lesiones que sufre la piel, en este caso, tras un tiempo de exposición al sol. Calmará tu piel refrescándola, si quieres aumentar esa sensación, guárdala en la nevera.

¿Conocías todas las propiedades de este producto de Avène? El agua termal ha venido para quedarse, y seguramente, en los próximos años será un básico en tu rutina de cuidado facial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies